Difusor aceites esenciales

Difusor de aceites esenciales: Definición, tipos y mucho más.

Si eres de las personas que les encanta la aromaterapia e impregnar las habitaciones con gratos olores, no puedes dejar de leer este artículo porque el difusor de aceites esenciales es el producto ideal para ti.

¿Qué es un difusor de aceites esenciales?

Un difusor de aceites esenciales es un instrumento similar a un vaporizador, que se encarga de convertir los aceites  en pequeñas partículas para posteriormente difundirlos por la habitación.

Estos aceites esenciales pueden ser utilizados de forma individual o mezclados tanto con agua como con otros aceites del mismo tipo.  Esto último también depende del tipo de difusor que se emplee.

Entre los beneficios del uso de difusores, podemos mencionar su gran capacidad relajante y la efectividad que presenta como parte del tratamiento del resfriado o en una situación un poco más grave como la depresión.

Métodos de difusión 

No todos los difusores trabajan de la misma manera, algunos como los de nebulización, lo hacen por medio de vibraciones que convierten los aceites en partículas finas.

Los que difunden a través de calor suave como los de vela o algunos eléctricos, cuentan con una fuente de calor en la parte inferior justo donde se almacenan los aceites.

Existen otros que funcionan con ventiladores que se encargan de impulsar la diseminación de los aceites en el ambiente por medio de aire frío.

Por último, están los difusores con sistema de atomización, que se encargan de difundir los aceites atomizándolos previamente con aire frío para que no sean demasiado secos.

Tipos de difusores 

Para seleccionar el mejor difusor del que puedes disponer en casa, lo primero debes saber es que existen dos grandes grupos. En primer lugar tenemos los que requieren de agua para mezclarse con los aceites esenciales.

Por otra parte, el segundo grupo está integrado por aquellos difusores con los que no se necesitan realizar una mezcla entre el agua y el aceite.

A partir de esta información, se desprenden otra serie de difusores que tienen que ver con el método de difusión y fabricación de los mismos. A estos podemos dividirlos en otros dos grandes grupos:

Difusores eléctricos 

Como su nombre lo indica, este tipo de difusores requieren de la corriente eléctrica para su funcionamiento, ya sea de forma directa o a través de baterías.

A su vez esta clase de difusores se dividen en eléctricos con agua, que funcionan gracias a ultrasonidos desde la parte inferior del aparato, donde se encuentran el agua y los aceites.

De esta manera, se originará una especie de niebla aromática por medio de la cual se difundirán las esencias. El segundo tipo son los eléctricos sin agua.

En este caso, los aceites son difundidos de forma pura en forma de vapor frío, gracias a un sistema de bombeo que facilita su salida e inhalación.

Difusores no eléctricos 

Evidentemente, en esta categoría entran todos aquellos dispositivos que no se valen de la corriente eléctrica para cumplir su cometido, por ejemplo, lo difusores de vela.

Aceites esenciales 

Son sustancias volátiles responsables del aroma que desprenden ciertas plantas como las flores y que por años se han utilizado para alcanzar el bienestar de los individuos.

Aunque pueden emplearse por vía oral y tópica, para fines de este artículo solo nos referiremos a la vía inhalatoria. Esta vía tiene lugar a través del uso de un difusor.

La selección del aceite a utilizar dependerá del efecto que se quiere lograr. Por ejemplo, si lo que buscas es alcanzar la relajación de tus seres queridos, la esencia de mandarina servirá.

Asimismo, existen otros tipos de aceites con distintas propiedades como la estimulación mental o el fortalecimiento del sistema inmunitario.

aceites esenciales para difusor

Aceites esenciales para difusor.

Ver productos
Los mejores aceites esenciales para difusor

Los mejores aceites esenciales para difusor.

Ver productos
Mejor difusor aceites esenciales

Mejor difusor aceites esenciales.

Ver productos
Difusor aceites esenciales sin agua

Difusor aceites esenciales sin agua.

Ver productos
difusor aceites esenciales eléctrico

Top 5 Difusores de aceites esenciales eléctrico.

Ver productos

Los mejores aceites esenciales 

Muchos son los aceites esenciales utilizados como elementos de aromaterapia; pero entre los más tradicionales, podemos mencionar los siguientes:

Lavanda 

Se sabe que esta esencia es capaz de disminuir los niveles de estrés, aliviar el dolor de cabeza, mejorar los síntomas depresivos y el sueño.

Unas pocas gotas de lavanda en la almohada no solo contribuirán a eliminar el insomnio, sino que también ayudará a mejorar los comportamientos irritables.

Limón 

Tiene propiedades relajantes y estimulatorias del estado de ánimo, además facilita la respiración y la concentración. Según ciertos estudios, el limón beneficia la memoria y concentración de las personas.

Igualmente, esta esencia es conocida por ser utilizada en caso de ansiedad, así como para mejorar la actividad del sistema inmune en caso de gripe o resfriado.

Eucalipto 

Se ha comprobado que la aromaterapia con esta esencia es efectiva como antitusígena y descongestiva, específicamente en casos de resfriado.

Sin embargo, el uso del eucalipto no se recomienda para personas con antecedentes convulsivos ni para niños menores de tres años de edad.

Bergamota 

La inhalación de Bergamota mejora el estado de ánimo y reduce los niveles de estrés. Se ha demostrado que tiene propiedades relajantes en los jóvenes.

Mandarina 

Como mencionamos anteriormente, la mandarina tiene propiedades relajantes capaces de calmar e impulsar estados activos, imprimiendo energía e el ambiente.

Naranja 

Mejora el humor, baja los niveles de ansiedad y tiene efecto relajante. Un gran atributo de este aceite, es su capacidad para fungir como repelente de mosquitos.

Comparte con el limón, algunos efectos como su propiedad relajante, la estimulación del estado de ánimo y el beneficio respiratorio.

Romero 

La inhalación de romero favorece entre otras cosas a la memoria, también actúa contra los dolores de cabeza, el cansancio físico y los dolores musculares.

Tiempo de difusión 

Lo recomendable es hacer uso de los difusores por un período de tiempo determinado que no supere los 30 minutos. Su uso permanente puede ser contraproducente.

Cabe resaltar, que en el caso de los niños basta con 1 o 5 gotas de aceite, mientras que para los adultos 10 gotas serían la cantidad máxima adecuada. Su uso no está recomendado en personas asmáticas.

Te dejamos este vídeo en donde verás los beneficios de usar estos difusores para aceites esenciales además que aprenderás a usarlos.